Saltar al contenido

Ácido Hialurónico: Trata las Arrugas, el Acné, Rellena y Remodela

Ácido Hialurónico

El ácido hialurónico es una molécula naturalmente presente en el cuerpo humano y que tiene la función de lubricante; de esta forma, ayuda en la absorción de golpes en las partes móviles del cuerpo. Más de la mitad de la concentración orgánica del ácido se encuentra presente en la piel, actuando en la hidratación, el mantenimiento, la elasticidad y el relleno.

Actualmente, la sustancia ha sido utilizada para tratamientos estéticos en forma de cremas, geles, cápsulas o relleno por vía subcutánea. Es eficiente para reducir las cicatrices del acné y también para atenuar los signos de envejecimiento.

Para Qué Sirve el Ácido Hialurónico

Con el avance de la edad, la concentración de ácido hialurónico se ve reducida, estando implicado en la aparición de depresiones, arrugas e incluso de sequedad en la piel.

Según la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos, con el aumento de la demanda por tratamientos a base de este ácido, los productos que contiene el activo ya están en segundo lugar en la búsqueda de cosméticos para el relleno dérmico, sólo por detrás de la toxina botulínica, también conocida como botox.

El ácido hialurónico es el foco de diversas y crecientes investigaciones para el tratamiento dérmico, ya que es ampliamente buscado para corregir las marcas de la edad, como las que resultan de la pérdida ósea o de grasa.

La aplicación es más común en los contornos de la cara, así como en la región de los labios, las ojeras, la mandíbula, e incluso en los laterales de la cara, sin embargo el ácido también puede ser utilizado en diversas regiones del cuerpo, como las rodillas y los codos de las personas con desgaste de cartílago.

¿Cómo Utilizar el Ácido Hialurónico?

Hay, en la actualidad, tres principales formas de aplicación del ácido hialurónico, las cuales son: la ingesta de cápsulas o comprimidos de este compuesto, la aplicación de cremas que lo contengan en su composición, y la aplicación de inyectables, en forma de gel. Echa un vistazo a sus características:

Cápsulas

Con el correspondiente potencial de anti-envejecimiento, las cápsulas y pastillas de este ácido pueden ayudar en la reparación de tejidos y en el mantenimiento de la elasticidad de la piel. Sólo puede ser consumido después de la prescripción médica, ya que también pueden ser utilizados para el tratamiento de huesos y ojos.

Normalmente, las cápsulas o los comprimidos no son ingeridos por más de 3 meses y deben ser consumidos cercanos a una comida para que no afecte el estómago, lo que desencadenó en una irritación con gastritis o reflujo gástrico.

Su ingesta no suele presentar efectos secundarios, y debe ser realizada con la indicación de un dermatólogo. Sin embargo, son cápsulas bastante seguras para el consumo interno.

Cremas

Teniendo como principal propiedad el mantenimiento de la hidratación de la piel por medio de la retención de líquidos, la aplicación de cremas con ácido hialurónico dan un aspecto más firme y lisa para la piel. Están indicados para personas con más de 45 años de edad.

Aplicando una media de cuatro veces por semana, la persona podrá ver el resultado con mucha rapidez, notando la piel más firme e hidratada. La crema se puede utilizar como preventivo o tratamiento.

Algunos productos cosméticos para el tratamiento y prevención de pieles grasas o acneicas también contiene la sustancia, que actúa como exfoliante y renovador celular.

A pesar de no presentar muchos casos de reacciones alérgicas, en caso de una eventualidad como enrojecimiento de la piel, es importante dejar de utilizar inmediatamente y buscar un especialista.

Relleno con Ácido Hialurónico

El relleno con ácido hialurónico requiere algunos cuidados mayores. Es importante destacar que su aplicación debe ser realizada siempre por un dermatólogo o un cirujano plástico, en la clínica apropiada y con las debidas condiciones de infraestructura.

La aplicación se da en forma de gel, por medio de una aguja que va a servir para rellenar los puntos depresión y surcos, para el aumento de volumen, como en los labios y en las mejillas— y remodelación — a ejemplo de la bioplastía de nariz.

Se utiliza más comúnmente en la región de surcos y líneas de expresión, el relleno con ácido hialurónico también puede ser utilizado para mejorar el aspecto de cicatrices, acnés y ojeras. Los resultados pueden ser inmediatos o después de algunas horas, y su duración depende de la cantidad y del lugar de aplicación, de 6 meses a 2 años de duración.

Después de la aplicación, la aparición de hinchazón y hematomas son comunes y deben ser tratados con hielo hasta que disminuyan.

Riesgos

Para hacer la aplicación segura y tener los efectos secundarios reducidos, es importante entender la compatibilidad biológica del ácido con la piel, el riesgo de alergia, el tiempo de reabsorción y todavía tomar en cuenta la forma de obtención del ácido, para que sea compatible con las características de quien lo va a usar.

Contraindicación

La aplicación de ácido hialurónico es contraindicada para personas que tiene algún tipo de hipersensibilidad dérmica, o relacionada con el compuesto. Además, la aplicación está contraindicada para personas que tengan algún tipo de problema de coagulación. La inyección subcutánea no se recomienda en lugares que tengan aplicaciones plásticas permanentes.

Para evitar riesgos, es conveniente que no se aplique este compuesto en lugares con enfermedad de la piel activa, o con inflamación y heridas.

Incluso está prohibido para las mujeres que estén en el primer trimestre de embarazo, el uso de productos con esta sustancia por parte de las embarazadas no es prohibida a lo largo del resto de la gestación.

Incluso sin contraindicaciones después del tercer mes, por tratarse de un tratamiento estético, es importante escuchar la opinión de un obstetra o ginecólogo, para conocer el riesgo real en el caso de la mujer embarazada en particular.

Precio

Para consumir estos productos, es importante siempre tener un seguimiento y una supervisión médica de un especialista. Los productos como cremas y pastillas pueden ser encontrados en la farmacia, con precios que van de los 10 a los 200 dólres.

El relleno con ácido hialurónico necesita atención aún mayor, y deben ser realizados por dermatólogos o cirujanos, tienen valores un poco más altos que oscilan entre los 100 y 1000 dólares la aplicación, dependiendo del lugar y de la cantidad aplicada.

Mi nombre es Bárbara G. y desde el año 2003 estoy metida de lleno en el mundo de la belleza y cosmética. Soy Docente Formadora Técnica en Cosmetología, Asesora de Imagen y Personal Shopper. Me siento feliz ayudando cada día a las personas a mejorar su imagen personal, sacando el máximo partido de ellas.